viernes, 10 de septiembre de 2021

Los mejores consejos sobre cómo conseguir un aumento de sueldo de su jefe

 Estos son los mejores consejos de expertos para aumentar sus posibilidades de éxito al negociar con él o ella.

Cara a cara es lo mejor
1
Cara a cara es lo mejorCrédito: Getty

La preparación es clave según Clive Rich, director ejecutivo del bufete de abogados en línea LawBite y autor de "El libro del sí: el arte de una mejor negociación". 

A lo largo de una carrera de 30 años, Clive ha negociado acuerdos tan diversos como acuerdos de grabación para la banda pop Take That , hasta acuerdos de cosméticos con Tesco .

Este es su consejo:

Conocer en persona 

Las conversaciones cara a cara son mucho mejores que las negociaciones a distancia. Los negociadores eficaces pueden extraer mucho de la observación del comportamiento de los participantes. Esto se pierde por teléfono, Zoom o correos electrónicos. 

También es mucho más fácil para un jefe esconderse detrás de su pantalla y defender posiciones que nunca adoptaría si estuvieras sentado frente a él.

Conseguir lo que quieres

Empiece con el pie delantero sugiriendo una figura para negociar. Por lo general, es mejor ir primero. La investigación muestra que la mayoría de las ofertas terminan más cerca de la oferta de apertura que de la respuesta.

La cifra que tiene en mente debe ser el mejor resultado para usted, PERO la razón que dé debe adaptarse a algo importante para ELLOS. 

Sepa con quién está tratando

Ya sea su gerente de línea o su director ejecutivo, debe elegir su comportamiento de negociación para trabajar con la persona del otro lado de la mesa.

Hay siete mil millones de personas en el mundo y todos tienen diferentes desencadenantes: algunas personas aman la energía de la confrontación, otras prefieren las conversaciones pacíficas; algunos aman el panorama general del trato, otros prefieren pensar en las minucias.

Si habla con alguien que ama el panorama general, no pierda el tiempo en cosas pequeñas, déjelo en manos de RR.HH. 

Si está negociando con alguien que se sienta más cómodo con los detalles, concéntrese en las pequeñas cosas que marcan la diferencia para ellos, por ejemplo, preparando una hoja de cálculo.

Si su jefe está siendo duro con el salario, debe buscar resolver sus motivos subyacentes para poder encontrar otras formas no monetarias de satisfacer sus necesidades. 

Dar y recibir 

La mejor manera de conseguir lo que quieres es hacer que el otro lado también lo quiera. Sea claro sobre lo que aporta a la organización y lo que ellos obtienen de sus aportes. 

Intente halagar o elogiar a alguien con un ego en el otro lado de la mesa, o la voluntad de ser entrenado para otros roles para aquellos que quieran una demostración de su lealtad. También puede acordar un aumento gradual de sueldo para aquellos jefes cuyo negocio pueda estar en modo de supervivencia.

Si encuentra difícil la idea de negociar...

A algunos grupos les resulta más difícil pedir lo que quieren, incluidas muchas mujeres.

Una técnica aquí es pensar en ti mismo haciendo algo más que "negociar" per se.

Las investigaciones muestran que a las mujeres les va mejor cuando sienten que están "persuadiendo" o "influyendo" en lugar de "negociar". Se siente mucho menos intimidante de esa manera.

Tener un plan B 

No lograr que el Plan A pase de la raya no se sentirá tan desesperado si tiene un plan alternativo.

Esto incluye un puesto o trabajo potencial al que le gustaría mudarse si el trato con su empleador actual no funciona.

No hay suficientes empleados para todos los trabajos disponibles en el mercado en este momento, así que recuerde que el poder de negociación está con usted.

¿Qué tan bajo estás dispuesto a ir?

No negocie por debajo de su resultado final, la cantidad más baja que está dispuesto a aceptar.

Esta línea es más fácil de establecer objetivamente al principio que en el fragor del regateo. Al establecer la tarifa, date algo de espacio para negociar a la baja. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario